Ecología y naturaleza en La Mancha

.

domingo, 4 de noviembre de 2007

China desbanca a Estados Unidos como primer emisor mundial de CO2

Actualidad de la reducción de emisiones

El poco gratificante título de país más contaminante del mundo ha cambiado de manos en los últimos meses. Por primera vez, China ha sobrepasado a Estados Unidos para convertirse en el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero a la atmósfera durante el año 2006, según los datos ofrecidos por la Agencia Medioambiental holandesa, que atribuye el dato a la altísima demanda de carbón para generar electricidad que experimenta el gigante asiático.

Según la agencia, tomada como referencia por multitud de países europeos, en el año 2006 China emitió a la atmósfera 6.200 millones de toneladas de dióxido de carbono, frente a los 5.800 millones que emitió Estados Unidos. Esto supone un incremento del 9% en los últimos 12 meses, mientras que en EEUU las emisiones 'sólo' aumentaron un 1,4%. En el caso de los países de la Unión Europea, dice el informe, las emisiones se han mantenido en el último año "más o menos constantes".

El estudio señala algunos datos preocupantes no sólo para el futuro del planeta, por el incremento de emisiones, sino también para la economía mundial, puesto que atribuye el menor crecimiento de las emisiones de CO2 en países como EEUU o el Reino Unido a la recesión económica que atraviesan.

Sin embargo, en el caso de China ocurre todo lo contrario. Según el informe, el aumento de las emisiones de dióxido de carbono se debe a que los consumidores del mundo occidental cada vez compran más productos manufacturados en China, lo que incrementa la emisión en este país -que tiene que poner sus fábricas a producir y sus centrales a generar electricidad-, pero las emisiones per cápita del gigante asiático siguen estando muy por debajo de las cifras que se manejan en los países más industrializados. De hecho, un estadounidense contamina de media unas seis veces más que un chino... el problema es que hay muchos más chinos que estadounidenses.

"La responsabilidad del incremento de emisiones de China no sólo está en Pekín, hay que buscarla también en Washington, Bruselas y Tokio", aseguró uno de los responsables de la organización ecologista Greenpeace en el Reino Unido. "No podemos olvidar que una persona de China emite unas 3,5 toneladas de CO2 al año, mientras que un británico emite 10 toneladas y un estadounidense unas 20", denunció.

Fuente: El Mundo