Ecología y naturaleza en La Mancha

.

martes, 6 de noviembre de 2007

Dos de cada tres habitantes de ciudades pequeñas usan el coche para ir al trabajo

El transporte representa el 39% de las emisiones de gases de efecto invernadero en las ciudades españolas.


El tráfico rodado es responsable del 39% de las emisiones de gases contaminantes


Casi siete de cada diez habitantes en municipios de menos de 50.000 habitantes utiliza el coche para ir al trabajo, lo que contribuye a que el transporte sea la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2), responsables del cambio climático.

Así se desprende del primer Informe (en PDF) sobre las políticas locales de lucha contra el cambio climático, elaborado por la Red Española de Ciudades por el Clima, que integra a 140 municipios y representa a 18 millones personas, y que ha sido presentado hoy en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Este estudio revela que el transporte representa el 39% de las emisiones en las ciudades, y ello a pesar de que el 67% de los Ayuntamientos españoles han implantado medidas destinadas a reducirlo.

A este respecto, el secretario general para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, ha señalado que "no se está haciendo lo suficiente" y ha insistido en la necesidad de que todos los municipios pongan en marcha planes de movilidad.

Aizpiri ha destacado que el objetivo del Ministerio de Medio Ambiente es que en 2010 el 80% de la población resida en ciudades que tengan en marcha políticas locales para luchar contra el cambio climático.

Impulso de las renovables

En cuanto a las acciones llevadas a cabo por los ayuntamientos, un 45% ha implantado energías renovables, más de un 31% ha realizado auditorías energéticas, un 15% ha aprobado planes de movilidad sostenible y otro 15% ha promovido la arquitectura bioclimática.

Por otro lado, del informe se desprende que las ciudades que integran la Red han reducido el ritmo de consumo de energía eléctrica, que pasó de crecer un 4% en 2005 a un 1,6% en 2006.

El estudio también revela importantes diferencias en la emisión de CO2 en función del tamaño de los municipios y son los medianos (entre 20.000 y 150.000 habitantes) los que han experimentado una mayor reducción en 2006 respecto al año anterior.

A medida que aumenta el tamaño de los municipios se observa un incremento del transporte colectivo, pasando del 10,3% en los de menos de 20.000 habitantes al 36,4% en los de más de 150.000.

Tanto el responsable del Ministerio de Medio Ambiente como el secretario general de la FEMP, Gabriel Álvarez, subrayaron que la lucha contra el cambio climático precisa de la participación de todas las administraciones alrededor de una política de Estado.

Ambos coincidieron en que la reducción de emisiones en 2006 supone un cambio de tendencia que debe consolidarse para que España cumpla con los compromisos del Protocolo de Kioto.

Más información:

- Informe de la Red Española de Ciudades por el Clima (aquí, en PDF)

Fuente: www.adn.es