Ecología y naturaleza en La Mancha

.

martes, 6 de noviembre de 2007

España: un ejemplo a imitar en la generación de energía eólica

Aerogenerador

En la actualidad produce 18 mil megavatios anuales a través del aprovechamiento del recurso del viento. Casi la demanda total de nuestro país y se ubica en un nivel similar a los Estados Unidos.


España se ha convertido en los últimos años en una verdadera potencia en la generación de energías renovables a partir del aprovechamiento de los vientos que recorren sus regiones. Con políticas de incentivo a la conformación de parques eólicos, apoyo a la investigación y desarrollo en nuevas tecnologías, la madre patria además ha podido cosechar otros beneficios al aprovechamiento de los recursos naturales, como la generación de miles de puestos de empleo directo y un equilibrio en la distribución de la población económicamente activa en el país.

En la actualidad España produce 18 mil megavatios anuales a través de la utilización de la energía eólica, casi lo mismo que la demanda total de nuestro país, y se ubica en un nivel similar a los Estados Unidos. Ambos países todavía están en un segundo escalón, separados de la potencia mundial, Alemania, donde la energía eólica realiza un aporte trascendente al sistema eléctrico nacional y es toda una fuente de desarrollo económico y social.

Para contar la experiencia del modelo español, en el marco del VI Congreso Mundial de Energía Eólica que finalizó el jueves en nuestra ciudad, estuvo presente Ignacio Nieto, ministro de Energía del gobierno de España, quien también reconoció los desafíos por superar que representa este modelo medioambientalmente sustentable.

"Actualmente el 8% de la energía total que demanda España es aportada por la energía eólica. Queremos llegar en un corto plazo a representar el 12% y el desafío es llegar al 20% de utilización de energías renovables para el año 2020", contó el funcionario, al tiempo que reconoció que "esa es también la meta en toda Europa y en estos momentos se está discutiendo el esfuerzo de cada país para lograrlo".

Para fortalecer la utilización de esta tecnología España ha sustentado su modelo en subsidios garantizados a largo plazo. "En países como el nuestro, donde hay sistemas eléctricos eólicos, funciona un mercado mayorista de electricidad, en el cual los parques eólicos ofertan en el mercado y sobre el precio que obtienen reciben de parte del Estado una retribución extra. Esa prima está en 30 euros megavatios/hora, cuando el precio del mercado puede oscilar en 38/40 euros, con lo cual la retribución total asciende a unos 70 euros el MWh", detalló Nieto.

El funcionario relató que hace seis meses se ha reformado la legislación y se ha recortado el valor de las primas a la producción de energía eólica. "Necesitamos que la sostenibilidad no sólo sea ambiental sino económica. Estas nuevas tecnologías tienen que seguir evolucionando para llegar a competir con las tradicionales en cuanto a los costos. En estos años se ha investigado mucho y eso permitió una mejora en la ecuación económica y a partir de esta situación el subsidio no debe ser tan alto. El incentivo debe pasar por continuar con la investigación y el desarrollo para que bajen aún más".

¿Cómo harán para llegar a los 30 mil megavatios programados para dentro de 13 años? España tiene un plan. "Hemos aprobado un Real Decreto para promover la energía eólica off shore. En el área marítima tenemos un potencial de unos 10 mil megavatios. Podemos crecer más, no tenemos dudas de ello", dijo.

Vientos beneficiosos

La energía eólica en España genera un empleo directo cada 50 megavatios que se suman a la oferta eléctrica. "Actualmente producimos 18 mil, pero en unos años vamos a superar los 30 mil, será una cifra muy importante de trabajos creados. Además se debe sumar todo un desarrollo industrial alrededor, con las empresas que sostienen este crecimiento", subrayó el ministro.

Además Nieto valoró el cambio en el comportamiento migratorio que hasta la irrupción y consolidación de este modelo de energías limpias se producía en su país. "Las zonas donde hay viento eran zonas pobres, la gente se trasladaba a otras áreas donde había una mejor calidad de vida. Estas, entonces, eran zonas postergadas pero con una buena conservación natural. El poder implantar estas tecnologías las ha enriquecido desde el punto de vista económico pero también desde la posibilidad que los jóvenes no se marchen, y se queden para trabajar en el sector".

Las ventajas también se notaron puntualmente en el sector eléctrico, ya que con la energía eólica el precio se deprimió, puesto que el sistema está basado en la oferta competitiva. "Las energías basadas en lo nuclear, en el carbón, el gas, tuvieron precios hacia abajo".

Desafíos

Además de las ventajas, la energía eólica en tierras españolas tiene que superar algunos desafíos en el futuro. "Primero el de los costos; hay que seguir haciendo investigación y desarrollo para abaratar los costos de las maquinarias", puntualizó Nieto. El ministro enfatizó que "dentro de una década esta tecnología tiene que poder competir con las convencionales sin ningún tipo de ayuda; es un reto para el sector industrial. La promoción de la energía eólica nos ha permitido crecer y tener un sector industrial potente. El segundo fabricante del mundo es de origen español y detrás hay un grupo de empresas que incluso nos permiten mejorar los números de nuestras exportaciones".

El otro reto que tienen es poder brindar un servicio de energía con continuidad, aún los días en que no sopla el viento. "En España hay picos de consumo cuando hace mucho frío o mucho calor. Cuando eso sucede se producen condiciones climáticas que impiden que haya viento. Un sistema eléctrico siempre tiene que cruzarse con la demanda en cuestión de segundos. Acá no hay mucha flexibilidad. No te puede bajar la tensión porque hay muchos riesgos ya que aportamos el 8% de la energía total, es una cuestión importante".

Para evitar estos trastornos, España construye centrales gestionables con tecnología más eficiente en términos económicos y ambientales, a partir del uso combinado de gas. "Se necesitan 2 mil megavatios de potencia rodante preparada para compensar esa característica variable de tecnologías como la eólica. En un futuro deberemos hacer interconexiones con Francia para poder recibir mayor caudal energético por esa vía", reconoció Nieto.

Por último el Ministro reiteró que así como la utilización de la energía eólica ofrece muchas ventajas, se debe continuar esforzando la investigación para superar los desafíos que este sistema requiere, con soluciones que contengan de igual modo tecnologías renovables.

Fuente:
La Capital, El Diario de Mar de Plata, Argentina

No hay comentarios: